Uniones Convivenciales

El concubinato en nuestro código se legisló y pasó a llamarse uniones convivenciales, te pasamos a contar un poquito más de la nueva reglamentación.

Uniones Convivenciales | Estudio Jurídico Córdoba

¿Necesita asesoramiento legal sobre Derecho de Familia?

Contactenos

“Si tenés una unión  basada en relaciones afectivas de carácter singular, publica, notoria, estable y permanente de dos personas que conviven y comparten un proyecto de vida común sean del mismo o diferente sexo’’, es así que define el código civil a las uniones convivenciales.

Nuestro código civil intentó abordar la problemática que se presentaba ante estas situaciones, donde se veía de alguna forma engorrosa no solo para las parejas que intentaban comprobar la unión, sino también para aquellas personas que daban fe de dicha situación, el tiempo, los costos, la burocracia que ello ocasionaba, planteo la implementación  las “uniones convivenciales” con diversos beneficios y respaldo legal para las parejas que registren dicha situación. 

Te pasamos a comentar un poquito más de la reforma, por si estas en una situación de convivencia.

Registración:

La unión convivencial, su extinción y los pactos que los integrantes de la pareja hayan celebrado, se deben inscribir en el registro que corresponda a la jurisdicción local. Estos registros deberán ser creados, pues aun no existen. Lo que si se prevé hasta la existencia del mismo, es celebrar un acuerdo o pacto, con consentimiento de ambas partes mediante instrumento público, el cual se custodia  hasta la creación de  los mismos registros.

Es dable destacar que la registración tiene una finalidad probatoria de la existencia de la unión.

Pactos de convivencia:

Los convivientes pueden celebrar pactos, los cuales deben ser efectuados por escrito y pueden regular:

  1. la contribución a las cargas del hogar durante la vida en común;

  2.  la atribución del hogar común, en caso de ruptura

  3.  la división de los bienes obtenidos por el esfuerzo común, en caso de ruptura de la convivencia, entre otras cuestiones.

 ¿Qué pasa si no han celebrado pactos?

Al separarse los bienes adquiridos por los convivientes durante la convivencia se mantienen en el patrimonio de aquel al que ingresaron originariamente.

Deberes de los convivientes:

-Se deben asistencia durante la convivencia;

-Tienen la obligación de contribuir ambos convivientes a los gastos domésticos del hogar;

-Son solidariamente responsables por las deudas contraídas por uno de ellos con terceros para solventar las necesidades ordinarias del hogar o el sostenimiento y la educación de los hijos;

-Protección de la vivienda familiar: Si la unión convivencial ha sido inscripta, ninguno de los convivientes puede, sin el asentimiento del otro, disponer de los derechos sobre la vivienda familiar, ni de los muebles indispensables de ésta, ni transportarlos fuera de la vivienda. 

-El conviviente de un progenitor debe cooperar en la crianza y educación de los hijos del otro, realizar los actos cotidianos relativos a su formación en el ámbito doméstico y adoptar decisiones ante situaciones de urgencia.

Compensación económica: 

Una vez finalizada la convivencia, el código prevé la posibilidad de una compensación económica para el conviviente que sufre un desequilibrio manifiesto que signifique un empeoramiento de su situación económica con causa adecuada en la convivencia y en su ruptura que será determina por el juez. 

Es lo mismo las uniones convivenciales y el matrimonio? Las preguntas que se hacen nuestros clientes, las respondemos a continuación:

“No. Hay diferencias sustanciales. El matrimonio genera una gran cantidad de efectos jurídicos que no operan en las uniones convivenciales”.

Les detallo en líneas generales:

1) el conviviente no es heredero; la única manera de que reciba en la herencia es hacer un testamento y designarlo beneficiario; aun así, hay que respetar el derecho de los otros herederos forzosos, por ejemplo los hijos.

2) el matrimonio genera un régimen de bienes, de comunidad o de separación de bienes; las uniones convivenciales exigen un pacto expreso que regule la situación de los bienes que se adquieren durante la unión.

3) producido el divorcio, en supuestos excepcionales (por ejemplo se trata de un cónyuge enfermo o en estado de necesidad o vulnerabilidad) el ex cónyuge tiene derecho a solicitar una cuota alimentaria; este derecho no existe en la unión convivencial, ni siquiera en forma excepcional.

CONSULTANOS ONLINE AQUÍ.

 

¿Necesita asesoramiento legal sobre Derecho de Familia?

Contactenos